Comunicados SACH

10-05-2012

Sociedad de Anestesiología de Chile exige mejoras de la infraestructura hospitalaria y en la formación del médico especialista

Frente al fuerte déficit de anestesiólogos que existe en nuestro país, la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH) considera que es urgente mejorar salarios de los médicos que se desempeñan en el área pública, los cuales son un 60% menos en comparación al área privada, además de mejorar la infraestructura técnica de los servicios de anestesia y contar con programas de especialización de calidad.

¿Se imagina operarse y no contar con una sala de recuperación?. Esto - que pareciera ser una broma de mal gusto - ocurre a diario en algunos hospitales públicos e, incluso, en algunas clínicas privadas de Chile.
Lo cierto es que la anestesiología es una de las especialidades de la medicina que presenta mayores riesgos, porque muchas veces ocurren situaciones que no se pueden controlar. En ese sentido la calidad de la infraestructura hospitalaria y la formación del profesional son claves en la calidad de la atención, y muchas veces puede hacer la diferencia entre la vida y muerte del paciente.

¿Es peligrosa la anestesia?
“El riesgo anestésico muchas veces supera el riesgo de una operación. En Estados Unidos, por ejemplo, se ha demostrado que una de cada diez mil muertes  está relacionada directamente con la anestesia y que en una de cada dos mil muertes, el acto anestésico es un factor que contribuye”, indica el Dr. Sergio Cerda, Presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH).
Diversos estudios también han confirmado que países que cuentan con médicos con mala formación y hospitales con una infraestructura deficiente, tienen mayores porcentajes de mortalidad en el área de anestesiología.

Soluciones propuestas por SACH
Considerando estos factores y frente al déficit de 300 anestesiólogos que existe en Chile (especialmente en el sector público), el Dr. Sergio Cerda aboga porque se cumplan los requisitos establecidos por el Ministerio de Salud (MINSAL) a la hora de establecer los salarios, mejorar la infraestructura hospitalaria, estandarizar los procedimientos y contar con programas de formación debidamente acreditados.

A juicio de la SACH, el primer punto permitiría mejorar las condiciones económicas de los especialistas y acercarse a las remuneraciones del área privada o empresas outsourcing que entregan servicios anestesiológicos en hospitales públicos y que alcanzan diferencias de hasta un 60%.

El valor de una buena infraestructura
“Pero no es sólo un tema de dinero, muchos anestesiólogos no se atreven a ejercer en el área pública porque muchas veces los servicios de anestesiología no cuentan con una estructura capaz de dar respuestas inmediatas y en esas condiciones exponen la vida del paciente y, por ende, se arriesgan a un juicio legal que los pueden llevar hasta la cárcel, dado que muchas veces ocurre que los pacientes demandan al médico anestesiólogo, y el mal resultado está estrictamente relacionado con la infraestructura y no siempre con el acto médico en sí”, sostiene el Presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH).

Asimismo, añade el Dr. Cerda, una buena infraestructura permitiría contar – como era hasta 8 años atrás - con Servicios de Anestesiología estables en los Hospitales Públicos, lo que es un tremendo impulso a la hora de generar posibilidades reales de perfeccionamiento para el médico. “La educación continua de la anestesiología y los casos de alta complejidad sólo se pueden resolver con Servicios de Anestesia. Las empresas de outsourcing que operan en el sistema público sólo resuelven los casos de baja complejidad, es decir los que implican menos riesgos, y jamás podrán otorgar al médico posibilidades reales de educación continua, en comparación a la pertenencia a un Servicio establecido”.

Programas de formación “Marmicoc”
Respecto de la formación de los 3.000 especialistas anunciados en el reciente discurso del 21 de Mayo por el Presidente Sebastián Piñera, el Dr. Sergio Cerda manifestó que en Anestesiología esta meta es absolutamente inviable, dado que no existe la capacidad formadora y es imposible que un médico especialista se forme en un tiempo récord de dos años.
“Si bien es cierto que tanto en Chile como en el mundo existe un importante déficit de anestesiólogos, la desesperación por contar con más profesionales de ésta y otras especialidades no puede llevar a formar profesionales de mala calidad”.
En ese sentido, los médicos de SACH manifiestan una abierta crítica a los programas de especialización de anestesiólogos diseñados en forma extraordinaria por el MINSAL dado que no cumplen los requisitos mínimos.
“En Chile el déficit de anestesiólogos en el sector público radica en dos problemas: explosivo aumento de la demanda de prestaciones anestesiológicas inducido por el Plan AUGE y escasos cupos de formación de especialistas. En otras palabras, cuando se diseñó el Plan Auge no se consideró en forma oportuna el incremento de formación de anestesiólogos”, indica el Dr. Cerda.
Si bien es cierto que desde 2010, las universidades y el MINSAL han concordado un aumento significativo de las becas de especialización, este mecanismo daría cuenta del déficit sólo en 4 a 5 años desde ahora. Por lo tanto todas las medidas que contribuyan a recuperar especialistas que están fuera del Sistema Público y a retener a los que actualmente se desempeñan en él son prioritarias.

Añade que “para salir de la emergencia, se está transando cobertura por calidad y, por ende, se están deteriorando los estándares de seguridad descritos por todas las asociaciones de anestesiología del mundo. La formación seria de un anestesiólogo debe realizarse con Programas acreditados y al menos por 3 años. Cualquier programa que no respete estas premisas  sólo pretende cumplir con el parámetro de cobertura y no con el de calidad y eso a la larga hace retroceder en el camino recorrido por la especialidad en Chile en los últimos 30 años, sostiene el Presidente de SACH.

Cómo saber si mi anestesiólogo está acreditado
Actualmente la Ley de Autoridad Sanitaria obliga a los Hospitales y a las Clínicas contar con especialistas certificados, y a partir del 2015 todos los especialistas de Chile deberán re-certificarse.
Para saber si su médico anestesiólogo es realmente especialista se puede verificar a través de la web de la Corporación Nacional Autónoma de Especialidades Médicas (CONACEM) www.conacem.cl o a través de la web de la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH) www.sachile.cl

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

VOLVER