¿Bolo intermitente o bomba de infusión?

12-07-2017

¿Bolo intermitente o bomba de infusión?

El Comité Científico de Sachile, presidido por el Dr. Héctor J. Lacassie, ha asumido la organización de las reuniones científicas de la Sociedad.

En la sesión de julio, se realizó un ejercicio académico sobre analgesia en el trabajo de parto (ATP), bajo el esquema de Pro-Con, con los especialistas Drs. Jorge Aguilera (Clínica Las Condes) y Juan Morales (Hospital La Florida/Clínica Alemana).

 

Durante la concurrida reunión del pasado miércoles, se presentaron dos enfoques diferentes en que los participantes defendieron la técnica que habitualmente hacen y cuestionarán la técnica alternativa del otro expositor. Basados en los mejores argumentos posibles sobre el uso de bolo manual o los métodos automatizados de infusión en analgesia epidural.

La pregunta para los expositores fue: ¿Es tiempo de cambiar las prácticas?


Dr. Lacassie presentando.

El Dr. Juan Morales presentó su experiencia en el Hospital La Florida, que cuenta con 17 pabellones, con 7 unidades de pre-parto y 3 salas de atención integral del parto (SAIP), que tiene un promedio de 3 mil partos anuales con la tasa más baja de cesáreas del sistema público (25%) y una cobertura de analgesia para el trabajo de parto de 97%. En su exposición entregó antecedentes de un plan piloto (iniciado en junio de este año con 50 pacientes) de mantención de analgesia con bomba para analgesia programada con bolos intermitentes (PIEB).  Hizo también una sinopsis histórica sobre la analgesia epidural desde 1980, incluyendo el uso de métodos automatizados.

¿Qué le pedimos a la ATP?, preguntó el Dr. Morales. Los principales aspectos a considerar son: no alterar la evolución del parto, analgesia de calidad (alivio del dolor disruptivo), basado en el requerimiento materno (tanto el inicio como el alivio) y mínimo bloqueo motor (pujo adecuado, posicionamiento libre en el expulsivo, deambulación y ejercitación pélvica).

En este esquema de debate científico, el Dr. Morales presentó cuáles serían as ventajas de la bomba de infusión. Entre ellos, menor carga de trabajo, mejor analgesia y más seguridad.

Los sistemas (bombas) de infusión facilitan la administración parenteral (intravenosa, subcutánea, intraperitoneal, intrarraquídea) de drogas y soluciones, y son usadas donde es esencial la precisión y un aporte constante. Son también utilizadas por su capacidad de administrar medicamentos y soluciones a altas presiones que no podrán ser alcanzadas con equipos manejados manualmente o dependientes de gravedad.

El Dr. Jorge Aguilera S., del Departamento de Anestesiología de Clínica Las Condes, presentó sus experiencias y evidencias de estudios sobre las ventajas entre la técnica tradicional y las técnicas modernas.

Expuso que, ante un eventual cambio de paradigma en anestesia epidural en el trabajo de parto, hay factores de ventaja para la técnica tradicional: efectividad, oportunidad, tiempo de duración, efectos colaterales (complicaciones, seguridad para madre y recién nacido), que no afecta la progresión del trabajo de parto, se adapta a las necesidades y expectativas de la madre y comparativamente menor costo económico-humano.

El Dr. Aguilera destacó que en la experiencia del parto hay tareas pendientes en el manejo del dolor, entre ellas la comunicación con el paciente, para un adecuado equilibrio entre la expectativa y la realidad.

 

Entre las ventajas valoradas para el uso de bolo intermitentes automatizados están: experiencia en uso de la técnica, anestesia individual, atención personalizada, centrada en el confort y contención.

Presentó también las conclusiones del estudio de William Camman sobre dolor y alivio (Pain, pain relief satisfaction and excellence in obstetric anesthesia: a surprising complex relatioship), entre ellas se cuentan: la satisfacción de los pacientes no se relaciona al nivel del dolor o técnica analgésica, los pacientes son felices en la medida que reciben lo que quieren.  Las expectativas no cumplidas son una fuente de insatisfacción.

El Dr. Aguilera expuso que el éxíto en anestesia obstétrica no está dada por cuán rápido instalo una analgesia pidural, sino más bien qué tan rápido logro una buena comunicación médico paciente para conocer sus expectativas y necesidades.

En el diálogo de cierre, hubo interesantes preguntas de los especialistas asistentes, destacándose la experiencia en el uso la técnica tradicional, aunque eventualmente bien podría complementarse con el uso de nuevas técnicas.

Agradecemos la asistencia de los socios.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Facebook Twitter LinkedIn VOLVER