Dr. Dagoberto Ojeda: Asumiendo Nuevos Desafíos

07-06-2017

Dr. Dagoberto Ojeda: Asumiendo Nuevos Desafíos

Lleva 21 años ejerciendo en los Pabellones de Clínica Dávila, dedicado a las especialidades Anestesia Pediátrica, Otorrinolaringología y Urología.

Además, ejerce la docencia en dicha Institución y, desde diciembre de 2016, asume el cargo de Editor de la Revista Chilena de Anestesia.

El Dr. Dagoberto Ojeda asumió el cargo de Editor de la Revista Chilena de Anestesia en diciembre de 2016. Este hecho fue la razón de fondo que motivó la realización de esta entrevista que, además, significó la oportunidad de conversar y conocer otras facetas de este colega.

 

Lo que se Hereda no se Hurta
Más que una decisión vocacional, para el Dr. Ojeda la Medicina era prácticamente un camino predestinado. “Mi padre era cirujano, por lo tanto, siempre me tuvo en contacto con todo lo relacionado con la profesión. Él siempre quiso que yo también fuera médico así que, al momento de estudiar, tenía dos opciones: estudiar Medicina o estudiar Medicina”, reconoce con humor. De esta manera, nuestro entrevistado ingresó a estudiar Medicina en la Universidad de Chile, lo que le abrió un mundo y representó una experiencia sumamente enriquecedora: “yo provenía de un colegio y de un mundo muy similar a una burbuja. Y en la Universidad conocí a personas de distintos estratos sociales y de distintas regiones de Chile. Para mí, fue una experiencia espectacular”, agrega.

Sin embargo, no siguió el mismo camino que su padre: la cirugía, debido a que sus intereses iban por otro lado: “Él quería que yo también ejerciera su misma especialidad. Pero a mí no me atraía lo que tuviera que ver con anatomía y morfología, sino que me apasionaba más todo lo relacionado con lo funcional, fisiológico, bioquímico o farmacológico. Por eso me decidí por anestesia”, señala.
 

Enseñando se Aprende
Luego de titularse, ejerció en el sector público y, desde hace 21 años, forma parte del equipo de Clínica Dávila, donde además de realizar su labor profesional, también dedica muchas horas a la enseñanza. “En esta clínica tenemos una obligación de hacer docencia, es un requisito. En conjunto con Clínica Santa María, somos el campo clínico de la beca de Anestesia de la Universidad de los Andes. Antes hacía las clases de Epidemiología para los becados de anestesia y ahora estoy a cargo de las clases de Bioestadística”, describe.

El Dr. Ojeda se reconoce como un apasionado por la parte teórica y académica, aparte que asume la docencia como una oportunidad para continuar aprendiendo y actualizando conocimientos: “Cuando enseñas, debes saber de qué estás hablando. Sin embargo, siempre surgen preguntas de los alumnos, que obligan a investigar y a continuar aprendiendo. A partir de esas preguntas, que te hacen, aparecen dudas e incluso me han surgido ideas para trabajos. Además, la docencia también representa una oportunidad de devolver, de alguna manera, lo que me han entregado”.
 

Un Nuevo Cargo
El Dr. Ojeda reconoce que ejercer como editor de una revista nunca estuvo dentro de sus proyectos. Sin embargo, en ocasiones, las cosas suceden por algo y, desde diciembre, asumió como Editor de la revista Chilena de Anestesia. “La verdad, nunca pensé que me iba a ser editor de una revista. No estaba dentro mis proyectos. No obstante, el Dr. Juan Antonio Merino sugirió mi nombre al interior del Directorio de SACh para que asumiera el cargo, quizás porque conocía mi permanente entusiasmo por la investigación”, recuerda. “Prácticamente, no tuve tiempo de pensarlo, asistí a una reunión, sin la más mínima expectativa, y de repente ya era el nuevo Editor de la Revista”, agrega.

A pesar de lo impensado e intempestivo, nuestro entrevistado asume este nuevo cargo como una interesante oportunidad: “Tengo la esperanza y el anhelo que este nuevo desafío que representa la Revista Chilena de Anestesia resulte, porque hay mucho trabajo por hacer. Hay que llevar esta publicación a que esté indexada en bases de datos de revistas científicas importantes pero, sobre todo, hay que dedicar mucha energía a reencantar a los colegas. Es una tarea difícil, pero hasta ahora se han ido dando las cosas”, señala.

Ya finalizando la entrevista, los últimos minutos de conversación el Dr. Ojeda los dedica a agradecer: “Quiero expresar mi agradecimiento al Dr. Christian Nilo por esta oportunidad y por la confianza; y también al Dr. Ricardo Bustamante, que es el antiguo Editor de la Revista, con quien tengo el agrado de trabajar, y que para mí ha sido una suerte de ‘gurú’, porque me ha entregado su apoyo, ayuda y toda su experiencia en este proceso”, concluye.

Desde este espacio, felicitamos al Dr. Dagoberto Ojeda y le deseamos el mayor de los éxitos en este nuevo y desafiante cargo.
 

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Facebook Twitter LinkedIn VOLVER